Nuestro Blog

Los sistemas de protección solar buscan reducir la sensibilidad de un edificio a las diferencias de temperatura y de flujo luminoso dejando el usuario con una excelente visibilidad hacia el exterior.

Generalmente, se les divide en sistemas exteriores e interiores, según su función y ubicación en un edificio.

Protección Solar Exterior

Instaladas en el exterior, las protecciones solares ofrecen un resultado óptimo en términos de confort térmico. Constituyen un verdadero escudo que contribuye a mantener una temperatura ambiente interior constante.

Los textiles de protección solar pretenden siempre proteger mejor los edificios así como a sus residentes del calor y de la luz. Una protección solar exterior permite entonces disminuir los gastos energéticos del edificio equipado y mejorar los costes de explotación.

Gracias a sus micro-aireaciones, los tejidos regulan el efecto térmico del sol y permiten la circulación del aire. Por otra parte un textil de protección solar actuará como filtro de la radiación solar y limitará el deslumbramiento, permitiendo un confort de trabajo óptimo.

La manera más eficiente de mantener un espacio fresco es evitando que el calor penetre a través de aberturas y ventanas, pues los sistemas que previenen que el sol atraviese un cristal, son hasta 7 veces más eficientes que una cortina instalada en el interior.

En términos de confort térmico, las protecciones instaladas en el exterior, ofrecen al usuario un resultado óptimo en todos los casos. Además, permiten disminuir los gastos energéticos de un edificio equipado con aire acondicionado o calefacción, y mejorar los costos de operación.

Estos beneficios no sólo aplican para las temporadas calurosas, sino que en temporadas de frío, las protecciones actúan en sentido inverso, previniendo que el frío penetre una habitación.

La circulación del aire y el efecto térmico del sol pueden ser reguladas de acuerdo al tipo de abertura, color y características de los textiles utilizados en el sistema de protección solar.

En el caso de edificios con techos o vidrieras amplias, los sistemas de protección solar se convierten en una elección altamente recomendada para garantizar la comodidad de las personas en términos de calor, luminosidad y diseño.

Los sistemas de protección solar exterior más conocidos son:

  • Cortinas exteriores.
  • Toldos y palillerías®.
  • Velarias.

Dependiendo de las características del producto y de los textiles elegidos para su confección, los sistemas se pueden personalizar hasta el más mínimo detalle requerido por un edificio particular.

Protección Solar Interior

Instalada en el interior de una casa o edificio, el sistema de protección solar limitará el flujo del calor y tendrá como principal objetivo optimizar el confort visual de las personas, evitar cualquier deslumbramiento o entrada excesiva de luz. Así, la gestión de la luz se vuelve precisa y eficaz.

Controlar el flujo luminoso que atraviesa una ventana o abertura es clave para aumentar el confort visual, y dar una ambientación agradable a cualquier espacio. También tienen como ventaja que auxilian en lograr una eficiencia energética (particularmente el uso de electricidad).

De acuerdo al tipo de textil elegido por el usuario, se pueden complementar las ventajas de la solución: los colores claros reflejan los rayos solares y los oscuros mejoran la visión hacia el exterior, minimizando el deslumbramiento.

También hay una extensa variedad de factores de abertura disponibles para ciertos textiles, lo que brinda la posibilidad adicional de controlar la ventilación, luminosidad y atmósfera general del lugar.

Áreas de instalación

Comúnmente, los sistemas de protección solar se colocan en ventanas, jardines, terrazas, inmediaciones de piscinas y lugares propensos a sufrir constante sol.

También son muy recomendadas para edificios con grandes áreas acristaladas, como techos, paredes y ventanales.

Fachada y Diseño

Recientemente, se han desarrollado nuevas aplicaciones textiles que buscan lograr mayor ligereza y rendimiento térmico.

Las Fachadas Textiles son una nueva visión de protección y diseño de un edificio. Ofrecen a arquitectos y constructores soluciones para revestir fachadas de edificios corporativos, estacionamientos y edificios históricos, entre otras aplicaciones posibles.

Se caracterizan por su ligereza, su diseño y su carácter permanente, y logran un impacto visual imposible de lograr con las soluciones tradicionales.

SunTex de Phifer

Cortinas exteriores en SunTex