Nuestro Blog

Diseñar un espacio en el exterior es muy parecido a diseñar una habitación dentro de tu casa. Los principios de diseño como balance, humor, escala, proporción y unidad todavía aplican, con el reto adicional de manejar los impredecibles elementos naturales.


Elige un punto focal al diseñar el espacio

Habiendo tantas maneras de disfrutar los exteriores – descansar en una silla junto a la alberca, sentarse entre flores en un banco de jardín, mirar a los vecinos pasando desde una mecedora en el pórtico frontal – hay algo especial acerca de crear un espacio que esté totalmente considerado desde una perspectiva de diseño, pero que simplemente se encuentra afuera.

Aquí están nuestras maneras favoritas de convertir tu espacio exterior actual en un área externa bellamente diseñada.

 

Elige un punto focal:

Pregúntate cómo te gustaría utilizar esta área al exterior y entonces planea pensando en ello. ¿Vas a recibir invitados? ¿Jugar con los niños? ¿Cenar al aire libre? Una vez que has previsto la función principal del espacio, haz que sea el punto focal y escoge muebles, telas y accesorios de la misma manera que lo harías para un espacio interior.

Para un comedor en terraza, comienza con una mesa de teca con sillas tapizadas en Sunbrella® resistente al desteñido. Un toldo retractable sobre esta área también la mantiene fresca durante el calor del medio día y puede ser cerrado después de la puesta de sol para disfrutar de las estrellas.


Sunbrella® en Palillería® para terraza

Controla la luz y la sombra:

Parte del gusto de estar al aire libre, es sentir la calidez del sol en nuestra piel y la brisa soplando nuestro cabello. Pero cuando el sol se vuelve demasiado caliente, un porche puede ofrecer un refugio perfecto de los elementos.

Un porche sencillo puede convertirse en una habitación al exterior con la instalación de cortinas de caída vertical. Una cortina para exterior motorizada y hecha a la medida con Sunbrella® para Toldo que es fácil de cuidar te permite disfrutar de las comodidades de una terraza durante todo el año.

No tengas miedo de usar accesorios:

Añadir accesorios es la manera más fácil y rápida de convertir tu área al exterior en una verdadera terraza. Cojines decorativos en telas coordinadas de Sunbrella® convierten los muebles de exterior en algo tan acogedor como el sofá de tu sala, y lámparas con estilo también ayudarán a poder leer durante el ocaso. Asegúrate de incorporar otros accesorios que normalmente verías en interiores, como una cobija hecha de Sunbrella® para momentos demasiado frescos, un tapete hecho con Sunbrella® para tener suavidad debajo de tus pies y una pieza artística que incorpore tu personalidad al diseño.

¿No hay techo? No hay problema.


También una terraza sin techo se puede disfrutar

Un espacio en exteriores no necesita de un toldo o techo para ser considerado una habitación. Un patio grandes losas funciona como el marco para una sala de exterior a mitad de un jardín. Sillones confortables se acomodan de forma simétrica para motivar la conversación y un gran fogón de piedra mantendrá la calidez al mismo tiempo que funciona como mesa de café. Mesas de servicio añaden interés y funcionalidad, y las lámparas de estilo marítimo funcionan como lámparas de sala cuando el sol se pone.